martes, 31 de enero de 2017

ASUNCIÓN, CON SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO NOS CUENTA SU CASO.


Hola, tengo 82 años y hace tres meses comencé a tener un dolor muy fuerte en la muñeca que no se quitaba con calmantes de ningún tipo. Era sobre todo por las noches cuando el dolor se hacia insoportable y me impedía dormir. Fui al médico y después de hacerme pruebas y radiografías me diagnosticaron Síndrome del Tunel Carpiano y por mi edad me confirmaron que no podían operarme y que tendría que convivir con el dolor el resto de mi vida. Fue entonces cuando mis hijos se pusieron en contacto con Clínica Luis Baños para que nos dieran una segunda opinión. Desde el primer momento se centraron en confirmar el diagnóstico de la Seguridad Social y descartar que el dolor de la muñeca no procediese de otras partes del cuerpo como hombro o cuello. Posteriormente comenzaron el tratamiento que consistió en osteopatía, fisioterapia, electroestimulación, EPI y 2 sesiones de ondas de choque.

En la primera sesión con osteopatía y ondas de choque el dolor remitió totalmente pero me hicieron hincapié en que no cantase victoria porque lo normal es que el dolor volviese. Así pasó, el dolor volvió y con cada sesión el dolor remitía pero cuando volvía lo hacía cada vez con menos intensidad. De forma progresiva con las sesiones de osteopatía, fisioterapia y con la última sesión de ondas de choque el dolor remitió definitivamente. Ahora puedo hacer vida normal y por las noches puedo dormir sin ningún dolor. Lo que parecía increíble cuando entré en la Clínica se había hecho realidad. Quiero agradecer a Roberto y a Paco y al resto del equipo de Clínica Luis Baños por el trato recibido y por conseguir que, a mi edad, pueda volver a dormir sin dolor.

miércoles, 25 de enero de 2017

PACIENTE CON HERNIA DE DISCO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO EN CLÍNICA LUIS BAÑOS

Quiero dar las gracias a Luis Baños y a todo su equipo, por haberme recuperado de una lesión, de la que una gran cantidad de gente, después de no tratársela adecuadamente no puede hacer vida normal. Soy profesor de artes marciales, de Capoeira en concreto,  en Junio de 2015 tuve la mala suerte de tener una caída un poco aparatosa durante un entrenamiento, no le presté la suficiente atención y seguí con mi vida normal, pero poco a poco mis movimientos se iban limitando, y un dolor en la espalda crecía.
Tuve que dejar de entrenar y esperar a ver si mejoraba, pero después de varios meses, con la situación agravándose, terminé por ir a un médico, porque ya no era capaz ni de vestirme sin dolor o de estar diez minutos sentado sin sentir molestias, resultó que tenía una hernia de disco en L5-S1 y una protrusión en L4-L5. Varios pinchazos de cócteles de medicamentos y algunas pruebas más tarde, me recomendaban una operación para fijar las vértebras de la hernia y así atajar con el problema, pero la verdad el quirófano como a muchos otros me da respeto y si lo puedo evitar lo haré, en el peor de los casos siempre puede ser la solución final…Decidí hacer caso a varios amigos fisioterapeutas de Madrid, Málaga, etc… Todos coincidían en que había un señor en Jaén que me dejaría como nuevo, sin necesidad de abrir a golpe de bisturí, así que busque el contacto de la clínica Luis Baños y me puse en sus manos. Apenas un mes después, mi vida era casi normal, no podía hacer deporte aún pero por lo demás era capaz de cualquier cosa, para el tercer mes ya estaba entrenando con soltura, levantando objetos cotidianos pesados, o incluso corriendo y saltando. Algún tiempo después ya estaba impartiendo clases de nuevo, sin sentirme molesto o imposibilitado en ninguna posición y levantando pesos grandes sin dolor alguno. Así que le envié este video a Luis para que viera hasta qué punto había mejorado mi situación con la hernia. De no poder levantarme de la cama, a dar volteretas. Un saludo y muchas gracias.

video

jueves, 19 de enero de 2017

JUANI VIC NOS CUENTA SU CASO.

Ya en mi 95% de mejoría, habéis contribuido a mis Felices Navidades, cada noche q ya me acuesto sin dolores XD!!
Desde el 15 septiembre que me dio un crujido cervical con nervio y tendones del brazo derecho. Me entretuvieron con fisios, médicos, urgencias, pinchazos, calmantes, etc.
Mi alivio fueron las palabras del médico de cabecera:"No te preocupes,si te tememos q mandar morfina,no crea adicción".
Pues después de noches sin dormir,trabajando como podía( soy autónoma)con una tristeza acuestas que me comía!!
Me puse en vuestras "manos". En concreto, Daniel Reig y mi cuerpo y actitud fue cambiando por días!
¡Vi la luz! Gracias x existir! Deseo q todo el mundo que por desgracia le pasen estas cosas, puedan tener cinco duros para ponerse bueno! Besos. 
+info: www.clinicaluisbaños.es

martes, 17 de enero de 2017

YOLANDA DE GRANADA, CON NEURALGIA DE ARNOLD, NOS CUENTA SU CASO.

Me llamo Yolanda, quiero contar mi caso para que pueda llegar al máximo de personas posible.
Tengo “Neuralgia de Arnold”, y he vivido uno de los peores años de mi vida.
Comencé hace un año con dolores en la barriga, eran horribles, ya que la sensación es como si estuvieras apretándola todo el día, luego esos dolores pasaron a la parte posterior “Espalda”, y empecé a sentirme rígida, mi cuerpo de cintura para arriba empezó a perder movilidad y mi cuerpo poco a poco se iba bloqueando.
Siempre he sido una mujer sana y no he tenido problemas graves de salud, hasta que comenzó mi pesadilla.
Tras empezar a sentirme rígida esos dolores tan intensos que comencé a tener se iba desplazando hacía una parte de la cabeza (En concreto el lado izquierdo), era un dolor intenso (Como si te cogieran con pinzas), durante 24 horas, todos los días de la semana.
Tras pruebas médicas. TAC, Resonancias, etc… descubrieron que procedía de un nervio.
Esos dolores intensos me prohibían hacer una vida normal, mi cabeza no estaba bien, y por ello tenía vómitos, perdida de vista y no podía conducir, ese dolor de cabeza era insoportable, y como ya comenté, después de tomar todo, hasta pastillas para calmarlo, el dolor seguía ahí, (Y acompaña de rigidez y reducción de movilidad de cintura para arriba). Era tal la desesperación, de lloros, de malas noches, que era incapaz de levantar cabeza y seguir adelante.
Las noches eran eternas, no era capaz de apoyar la cabeza en la almohada por ese dolor tan horrible que sentía. No dormía, ni tenía ganas de comer, solo quería calmar ese dolor.
Los síntomas que sentía eran dolor en la cabeza, dolor en la espalda, reducción de movilidad, calambres, que se manifestaban como descargas, sentía dolor, mucho dolor, mi cuerpo había cambiado y nadie me decía el por qué.
Tras la desesperación, 7 meses después, a través de unos familiares, conocí vuestra clínica.
A pesar de que se encontraban en Jaén y yo vivo en Granada, decidí buscar una solución, “No podía seguir así”.
El primer día que vine fue el mejor de 7 meses de dolores, porque Luis Baños, una persona profesional y decidida me dijo: “Esto es Neuralgia de Arnold, y yo te voy a curar”. No me lo creía, era como una pesadilla de la que tarde o temprano despertaría, y terminó convirtiéndose en un sueño hecho realidad.
Después de un año solo puedo decir: “GRACIAS”. Gracias a Luis y a todo su equipo. Gracias por devolverme parte de mi vida, y gracias por el gran trabajo que habéis hecho conmigo
Un abrazo, YOLI

jueves, 12 de enero de 2017

CONSEJOS PARA CORRER EN SAN ANTÓN.


Como siempre, en la Clinica Luis Baños queremos ayudarte con tu salud, y también en tu rendimiento físico y recuperación. Por eso, ante la esperada carrera de San Antón, te mostramos algunos consejos prácticos que te serán de gran utilidad:
-        - Evitar utilizar en este día calzado nuevo  para prevenir lesiones y rozaduras.
-        -  Incluir en tu alimentación los días previos comidas ricas en hidratos de carbono, ácidos grasos omega 3, alimentos con abundante cantidad de líquidos como frutas y verduras.
-         - 30-45 minutos antes de comenzar la carrera hay que realizar un calentamiento suave en el que se pueden realizar estiramientos también suaves.
-         - Durante la carrera no olvide hidratarse aunque no tenga mucha sed.
-         - Si comienza a notarse fatigado y sin fuerzas es recomendable tomarse una barrita energética o gel energético.
-         - Al terminar la carrera no debe de parar, lo ideal es mantenerse en movimiento pero caminando. ¡Es mucho mejor que parar a estirar al final!


Y lo más importante, ¡Disfrute de la carrera! Si tiene alguna molestia previa o después de la noche de la carrera no dude en contactar con nuestra Clínica.